Internacionales

Crítica: “Crímenes de Familia”

crimenes de familia - poster

Esta película la esperaba ansiosamente. Llegó a mi radar de estrenos porque uno de los escritores es mi profesor de guion en filmschool y, para mí, eso es suficiente para emocionarme mucho. Mi emoción era tanta que no vi ningún trailer, solo sabía el nombre y la fecha de estreno en Netflix, 20 de agosto.

“Crímenes de Familia” es una película argentina del 2020 dirigida por Sebastian Schindel y escrita por él y Pablo del Teso.

Esta es una historia de un crimen y un par de juicios. Un plano simétrico de una puerta en la noche y una mujer con manchas de sangre sobre si, es lo que nos da la bienvenida a la película. Desde este momento se nos informa del tono y el misterio que rondará durante todo el filme. Un gran misterio y resolución que no nos dejarán claro hasta después de la mitad de la experiencia. La historia va con una mujer llamada Alicia (Cecilia Roth“Dolor y Gloria”) con un hijo drogadicto (Benjamín Amadeo) que maltrata a su esposa, un esposo que está cansado de todo (Miguel Angel Solá) y una mucama (Yanina Ávila) casi analfabeta que guarda muchos secretos. Alicia debe lidear con que su hijo está preso, con que a su esposo no le importa nada de lo que suceda y que al parecer, su mucama mató a alguien y hay un gran riesgo de que quede presa. ¿Cómo Alicia sobrevivirá tanta presión? ¿Qué es lo que hizo su mucama? ¿Dejará de sentir pena por las cosas que ha hecho su hijo?

Lo primero que llega a llamar la atención de “Crímenes de Familia” es que vamos saltando en el tiempo. Dos líneas temporales que son bastante parecidas, de ahí ya nos damos cuenta que esta es una de ESAS películas a las que hay que prestarle atención, de hecho, me costó darme cuenta de lo que estaba pasando por un buen rato. Eso hasta que te comienzas a dar cuenta de lo que te cuenta ese plano al inicio de la película y comienzas a entender poco a poco lo que sucedió. Pues, este es el fuerte de la película. Un guion sólido e interesante que te deja intrigado todo el camino junto a actuaciones muy buenas que dejan que te metas a profundidad en la vida de esta familia.

Más que todo, me sorprende a mi y a otras personas con las que he discutido “Crímenes de Familia” que esto haya sido escrito por hombres. La historia cuenta con un subtexto muy propio de la figura de la mujer y querer tocar un tema como este puede llegar a ser muy complicado si no entiendes la psiquis femenina. Gran parte de la película habla sobre la relación de una madre con su hijo o como las madres enfrentan las relaciones.

Me atrevo a decir que lo único que puede ser perjudicial o negativo fueron las decisiones estéticas. La mayoría de los decorados son iluminados fuerte y artificialmente y me rompe la ilusión de realidad que podría tener esta historia, pero este estilo de iluminación me parece que es comúnmente utilizado en las producciones argentinas ya que “La Odisea de los Giles” cuenta con una estética parecida solo que más estilizada. Por otro lado, también está el montaje y la fotografía que en varias ocasiones se llega a sentir desmotivada. Movimientos de cámara innecesarios o cortes que podían realizarse de manera más sutil.

Con todo y que esas cosas, en lo personal, me molestan, esta es una de las buenas producciones de Netflix. Es de esos momentos en los que recobras esperanzas en la plataforma por su buena toma de decisiones con las películas. “Crímenes de Familia” me parece fácil de recomendar, emocionante, dramática y te deja sacando mil teorías antes de que te lleguen a revelar todo. Probablemente la vuelva a ver en el futuro.

Calificación

Trailer:

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also
Close
Back to top button